Antes que nada, quiero aclarar que este post no pretende discrimar a nadie. Cada uno extrae las conclusiones por si mismo. Sólo expongo los aspectos técnicos que a mi parecer se tienen en cuenta para valorar las ventajas e inconvenientes de las Fixies. ¡Vamos para allá! 

El fenómeno de las bicis de piñón fijo ha calado hondo en lo que respecta el ciclismo urbano ampliando el espectro de usuarios de bicicleta de forma notable.

Pero, desde un punto de vista técnico, mas allá de todo ¿que aspectos positivos y negativos aportan al panorama?

Las fixies son originalmente bicicletas de pista, preparadas para rodar en un velodromo.  El hecho de que lleven el piñon fijo se debe a que en las competiciones no se puede llevar un piñon de rueda libre tradicional por temas de normativa. Tampoco llevan frenos,  ya que en las competiciones de pista es peligroso frenar al tener que ir muy pegados los diferentes corredores. Tampoco tienen marchas, ¡es obvio! Solo llevan un plato generalmente grande y un piñón bastante pequeño para llegar a conseguir grandes velocidades.


Esta es la base de las fixed bikes. A partir de ahí se transportaron a la ciudad en diferentes formatos mas modernos o mas clásicos,  pero la base es la misma.  Los primeros en usar estas bicis, según tengo entendido fueron los mensajeros (Corregidme si me equivoco), ya que necesitaban una bici lijera y de poco mantenimiento. A partir de ahí,  hay millones de fixies y cada una distinta.  




Las principales ventajas son las siguientes:

-Lijereza.  Al no tener frenos ni marchas se reduce considerablemente el peso.



- Capacidad de personalización. Actualmente puedes personalizar tu fixie cambiando cualquier componente.


- Eficacia de pedaleo sin pérdidas de fuerza. Se dice que pedalear a piñón fijo hace aplicar más fuerza al pedaleo. 



Los inconvenientes son varios: 


- No hay frenos.  Frenar a contrapedal puede ser muy lento desequilibrante,  justo y peligroso en ciudad,  sobretodo ante imprevistos.  Cuando está el asfalto mojado, las posibilidades de que demos con nuestros dientes en el suelo se incrementan muchísimo. 


- No puedes parar de pedalear.  ¡No puedes descansar nunca!  A parte para bajar pendientes es incómodo y a la par de peligroso. En curvas cerradas, puedes chocar con el pedal en el suelo, desequilibrándote y propiciando una caida. 

- El desarrollo está limitado al que le pongas al plato y piñón. Para según que ciudades con mucho desnivel es un inconveniente. Barcelona sería un claro ejemplo de ciudad con desniveles.  Si te decides por una relación de marchas media no puedes nuncar llegar a exprimirte de verdad y cuesta abajo tu cadencia de pedaleo es elevadísima. 


- Geometria agresiva de los cuadros. Si elijes un cuadro de pista para ir por ciudad,  ten en cuenta que los ángulos no están pensados para ir por ciudad. Si se hace un uso muy prolongado, podrás padecer algún tipo de molestia en la espalda, ya que están pensados a sacar el máximo rendimiento de pedalada y aerodinàmica. Por otro lado, esta postura es bastante peligrosa si se va por ciudad, ya que merma bastante el margen de maniobra.


Por otro lado, las Fixies a veces revindican  la restauración de cuadros antiguos de bicicleta y la reutilización de estos a un precio económico y un menor mantenimiento. 
Es una gran iniciativa, pero lo del coste más económico y el menor mantenimiento es algo un tanto contradictorio. 

Me explico; para convertir una bici normal en Fixie, debemos quitar todos los elementos que no corresponden, como los frenos y los cambios. Ya estamos invirtiendo en un taller o en quitar esas piezas. Después, debemos adaptar el cuadro a su uso, añadiendo un tensor o elminando la patilla de cambio. Seguimos desembolsando. Por último tenemos que cambiar el piñón de la rueda trasera, o en su defecto cambiar la rueda trasera. También tendremos que controlar la tensión de la cadena que se irá desgastando y el neumático trasero durará la mitad de lo que duraría normalmente por el uso del contrapedal.  

A nivel de precio, sale más barato cambiar unas zapatas de freno usadas, tensar los 4 cables (si, los cuatro: freno delantero, trasero, cambio trasero y delantero) y ajustarlos. Normalmente los platos y piñonens de las bicis antiguas pueden durar varios años más, al estar hechos de acero. Su duración es casi ilimitada. 

Espero que os sea interesante! 

Que os vaya Fantastiko!