Hola de nuevo!

Hoy le he metido mano a mi Fox RP2, que ya pedía a gritos un cambio de  juntas. También el casquillo de fricción superior se ha tenido que cambiar porque ya comenzaba a tener holgura. 




Para esta operación necesitaremos: 

- Un tornillo de banco (A partir de 12 euros)
- Un extractor de pedalier con cabeza allen (10 euros) o dos cabezas de llaves de carraca de 10mm y de 14mm aproximadamente o un extractor especial (A partir de 25 euros) 
- Grasa, a ser posible de suspensiones (5 euros)
- Un kit de retenes FOX para amortiguadores (A partir de 12 euros) 
- Casquillos de amortiguador ( A partir de 3,5 euros) 

Os explico un poco como ha ido todo. 

Para todas las operaciones de mantenimiento se necesita un tornillo de banco casi imprescindiblemente. Si no tenéis, con un sargento y mucho cuidado también se puede hacer algo, pero con cuidao!!! 

Quitar el casquillo de fricción

Lo primero de todo que he hecho ha sido quitar el casquillo de fricción antiguo. Para hacerlo, me he ayudado con un extractor de bielas con rosca allen, que curiosamente la medida de la rosca encajaba perfectamente para sacar el susodicho y el vaso servia para contenedor del casquillo. Manos a la obra!

He desmontado el anclaje superior y he insertado el aparatejo. El resultado no podía ir mejor. En dos minutos ya tenía el casquillo fuera de su alojamiento y sin ningún tipo de esfuerzo. 




Decir que Fox usa los mismos casquillos para todos los amortiguadores desde hace bastantes años. Si tienes que hacer el cambio, basta que vayas a tu tendero a pedirle los casquillos. Te rondará unos 7 euros dos casquillos. Os dejo una foto para que veais la diferencia entre un casquillo nuevo y uno usado. El de la derecha aún conserva su banda de teflón y no está deformado. El de la derecha podéis ver que está para el arrastre. 


En cuanto a los reductores, para este tutorial no me llegaron los de baja fricción, por lo que cuando lleguen colgaré fotos del cambio y os explicaré mis impresiones! 


Introducir el casquillo de fricción

Bueno, volvamos al lío. Ahora vamos a cambiar el casquillo de fricción. Para mi bici sólo tengo un casquillo, ya que abajo el amortiguador se ancla con un eje pasante al cuadro. 

Para introducir el casquillo nuevo, colocáis un poco con la mano el casquillo sobre el aro del amortiguador con mucho cuidado y dejándolo lo más recto posible. 

A continuación ponéis el amortiguador y el casquillo en el tornillo de banco. Es importante que protejáis el lado de apoyo del amortiguador con algo que impida que toque directamente el metal del torno para que no se dañe el amortiguador. En mi caso, un guante bien doblado hizo el uso. 

Seguidamente apretamos lentamente y comprobamos que el casquillo entra suavemente en el alojamiento del amortiguador. Muy importante que entre recto! 





El resultado es este. El casquillo no debe sobresalir por ningún lado. 


Ahora, pondremos los espaciadores dentro del casquillo y apretaremos de nuevo el amortiguador en el torno. 

Cambio de retenes y juntas tóricas 

Seguidamente, QUITAREMOS TODO EL AIRE DE LA CÁMARA, así nos evitaremos que salga un émbolo volando cual proyectil de la segunda guerra mundial. 

Con nuestra mano, desenroscaremos el amortiguador en sentido contrario a las agujas del reloj. Saldrá muy fácilmente. Retiramos el émbolo y nos quedará la cámara al desnudo. Nos quedará tal que así. 



Para hacer el mantenimiento, necesitaremos el kit de retenes y juntas de Fox, junto con su Float Fluid. En Biking Point cuesta 12€ gracias a una promoción. Gran precio!

Para el mantenimiento del RP2 nos sobrarán algunas juntas, sólo tenemos que substituir las que iremos quitando. Yo he ido separando y clasificando las juntas y poniendo las nuevas al momento, para no liarme y que quedara todo igual. Así os será muy difícil equivocaros. Por otro lado, hacer una foto tampoco es mala idea! 


Junto con un útil con un poco de punta, iremos desmontando todos los retenes y substituyendo al momento y aplicando grasa especial para suspensiones. El útil que useis tiene que ser lo menos agresivo posible. Si rayáis una parte del pistón del amortiguador, tendréis muchos números de que pierda aire y por tanto, tendremos que cambiar pistón.  No sé el precio, pero puede doler... 



También extraeremos los retenes y juntas del émbolo. Con cuidadito también! 



Iremos introduciendo los anillos y juntas en su respectivo lugar y orden. Si os cuesta introducir los anillos, los podéis doblar un poco y después se asentarán en el alojamiento. Yo introduje primero un blanco, después el negro y el último blanco. Son los más difíciles de poner. Recordad que hay que engrasarlo todo! 



Cuando tengamos las juntas montadas volveremos a introducir el émbolo parcialmente. Es el momento de poner el Float Fluid. Tratad de repartirlo por el interior y lados del émbolo. También en la zona del pistón. 




Una vez hecho esto, empujaremos el émbolo hacia el cuerpo del amortiguador y enroscaremos. Necesitaréis un poco de fuerza para que entre, ya que va bastante apretado. Roscamos suavemente con la mano sin pasarnos. 


Finalmente, con la ayuda de alguna herramienta, alinearemos el pistón con el cuerpo del amortiguador. 

Ahora volvemos a inflar y si infla bien y no pierde aire... a rodar!!!