Hola, estoy de vuelta! 

En una reparación anterior tuve que reponer un freno Deore XT 2013 porque se rompió una tórica del latiguillo y no había manera de que funcionara, incluso poniendo su correspondiente tórica. 

Al ver el percal y la pena que me daba no poder usar uno de los frenos más potentes y efectivos del mercado, con una relación calidad/precio insuperable, me puse manos a la obra para poder reparar la pinza, ya que intuía que le problema vendría de ahí. Me preparé para desmontar la pinza y los pistones. 

IMPORTANTE. Shimano no provee repuestos de las piezas pequeñas de sus frenos. ¿Porque? No porque no tengan un mal servicio post venta, si no porque usa aceite de tipo mineral, no tan corrosivo como los DOT de Avid y marcas similares, por lo tanto, las gomas no se deterioran. Un freno Shimano es para toda la vida. Si se muere, se puede resucitar con un poco de paciencia. 

Lo primero que hice fué extraer todo el líquido de freno del circuito. Para ello extraje las pastillas de freno. (siempre, para cualquier operación con frenos, quitarlas). Después abrí los orificios de sangrado de la maneta y de la pinza, introduje una jeringa y extraje todo el líquido.  




Con el freno casi vacío (siempre queda algo en algún rincón) desmonté la pinza. Para ello, hay que destornillar los dos tornillos que la fijan. Recomiendo poner papel absorbente. Hay una pequeña tórica entre las dos partes de la pinza. ¡No la perdáis! 




Ahora, sintiéndolo mucho, si no tenéis compresor, habrá que hacer una visitita a la gasolinera más próxima. Vamos a extraer los pistones de la pinza. Para ello necesitaremos aire comprimido para que salgan. ¡Ni se os ocurra manipularlas con un alfiler o algo para sacarlas! El estropicio puede ocasionaros el mal funcionamiento de los pistones en el futuro.

Para sacarlos, pondremos el compresor en la entrada de aceite del lado de la pinza y le daremos aire. Actor seguido y gracias a la presión saldrá el pistón. Puede salir despedido, así que os recomiendo ponerlo en algún sitio donde pueda amortiguar. 






Una vez desmontado, volveremos a casa y con un limpiador específico basado en alcohol isopropílico procederemos a limpiar el alojamiento de los pistones. (Rapid Cleaner de Massi va muy bien) Los secaremos con esmero.  

Seguidamente introduciremos los pistones en su correspondiente alojamiento. 

Ahora nos toca hacer otro viaje (podéis aprovechar el mismo de los pistones) Tenemos que ir a por las tóricas nuevas para la pinza y el anclaje. Es muy importante que sean del mismo grosor y tamaño. Si no, el freno no funcionará bien. Lo he probado con diferentes tóricas y no funciona. Para conseguir el repuesto correcto podéis ir a una ferretería industrial. En mi caso, fui a Bicisport en Barcelona, ya que son servicio oficial de mantenimiento de Magura y tienen una gran variedad de tóricas. Por 50 céntimos ya estaba surtido. 




Montaremos las tóricas en sus alojamientos correspondientes, montaremos la pinza y finalmente introduciremos aceite mineral en todo el circuito. Nos aseguraremos de que no haya nada de aire en el circuito. Si todo va bien, habremos resucitado nuestro preciado freno XT! 




Otra cosa... si os queréis ahorrar el dinero que cuesta el aceite mineral Shimano, el Motorex es una gran alternativa y cuesta la mitad! 


Espero que os sea útil!