El entreno físico y la técnica son puntos clave en lo que se refiere a cualquier deporte. Pero si cuando competimos no somos capaces de concentrarnos, nunca seremos capaces de dar el 100%. Por este motivo es muy importante trabajar este aspecto. En disciplinas como el Enduro o el Descenso, este es un factor clave que marca la diferencia entre unos y otros. 

Muchos corredores profesionales trabajan este aspecto con psicólogos especialistas en el deporte, que les indican cómo proseguir y mejorar. 

En nuestro caso podemos mejorar realizando alguna otra actividad de carácter más estático y que requiera mucha concentración, percepción del cuerpo y visualización. Si enfocamos esas actividades y visualizamos cómo queremos ir en la bici, lo podremos aprovechar de sobremanera. 





En mi caso, he iniciado ejercicios de Kendo, para trabajar la sincronía la concentración encima de la bicicleta. Esto me ha servido para concentrarme más y poder bajar más rápido. Lo he notado en una semana. Ahora ya forma parte de mi entrenamiento diario de concentración. 

Cada uno tiene que encontrar su ejercicio que mejor se adapte a si mismo para estos fines, pero si no te lo habías planteado, tal vez sea lo que te haga dar un paso más en tus resultados. 

A rodar!!!